Insights | Nuevo POT y restricción de Pico y Placa para Bogotá

Tomado de: https://www.gobiernobogota.gov.co/

05/01/2022

Nuevo POT y restricción de Pico y Placa para Bogotá

En los últimos días la Alcaldesa de Bogotá, Claudia López, adoptó varias medidas importantes que afectan de manera significativa la vida de millones de habitantes de la capital colombiana: expidió por decreto el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), ordenó cambios a la restricción vehicular del Pico y Placa y decretó el incremento en las tarifas del transporte público de la ciudad.

Las medidas generaron polémica. La expedición vía decreto del POT fue rechazada por la Oposición y varios sectores sociales que acusaron a la Alcaldesa de autoritarismo por no concertar la medida, pese a que la ley le da la potestad de acudir a dicha figura si el Concejo no lo aprueba. En su defensa, Claudia López aseguró que la determinación la tomó forzada por la inactividad de los concejales que tuvieron 90 días para discutir, modificar, aprobar o rechazar el POT y no cumplieron con esa función.

El POT que estaba vigente se aprobó en 2004 y desde hace siete años se debió modificar, pero no se hizo a causa de diferentes circunstancias. Gustavo Petro aprobó por decreto la Modificación Especial del POT (Mepot), pero un juez lo tumbó por errores de procedimiento. Por su parte, Enrique Peñalosa lo llevó al cabildo en su último año de Gobierno, pero se lo negaron.

En el caso de la modificación del Pico y Placa, el argumento de la administración de Bogotá es que la medida se toma para afrontar el caos vehicular que se prevé para este 2022 a causa de factores como la apertura paulatina de 500 frentes de obra por toda la ciudad, así como la congestión vehicular que se presenta en las entradas de la ciudad durante los puentes festivos.

Otra medida en materia de movilidad y que afecta la economía de los habitantes de Bogotá fue el incremento en las tarifas de Transmilenio y del Servicio Integrado de Transporte SITP. Además se ordenó el registro de bicicletas como mecanismo para luchas contra el creciente robo de estos vehículos en la ciudad.

A continuación el abecé del POT y el nuevo Pico y Placa para Bogotá:

Plan de Ordenamiento Territorial (POT)

El POT es un instrumento territorial y de uso el suelo bajo el cual se definen los lineamientos de cómo y dónde crecerá Bogotá en los próximos 12 años. Tiene cuatro pilares fundamentales:

– Medio Ambiente: establece la creación de dos nuevos humedales, corredores verdes y mayor espacio público reverdeciendo las zonas deterioradas. Se mantiene la pieza rural del norte de la ciudad y protege la reserva Van der Hammen. Prevé una red de parques en el río Bogotá y un ambicioso proyecto de descarbonización tanto del transporte público como privado.

Entre los proyectos ambientales destacan la prolongación de las vías Suba-Cota y Boyacá; el rescate de la Media Luna del Sur (que conectará los parques ecológicos de los cerros

orientales; el parque Entrenubes; y la recuperación de la zona rural de Usme, Ciudad Bolívar y el río Tunjuelito. Además cancela la ALO norte (solo llegará hasta la calle 80).

Transporte y movilidad: el POT establece que la movilidad se organizará alrededor del peatón y privilegiará la movilidad férrea. Esto se traducirá en planear cinco líneas de metro (Bosa-calle 72; Suba-calle 72; Soacha-Centro; Usme-calle 63; calle 63-200), siete cables aéreos, dos líneas de Regiotram (occidente y norte), 32 corredores verdes, 20 corredores de alta capacidad, 416 kilómetros adicionales de bicicarriles y 43 para cicloalamedas, 221 kilómetros de red peatonal mejorada y 171 hectáreas de espacios públicos peatonales reverdecidos.

Además se crean normas de estacionamiento de vehículos, se promoverán los cicloparqueaderos, se mejorarán los andenes y se promoverán las estaciones de recarga de vehículos eléctricos.

– Política social y economía: se garantizará la vivienda digna a los hogares más vulnerables de la capital, se promoverá el ecourbanismo y la construcción sostenible, la gestión adecuada de residuos y se realizará una estructura integradora de patrimonios.

En materia de vivienda la propuesta es habilitar suelo para 1.500.000 viviendas de las cuales el 56 % será para la población de menores ingresos. El objetivo también es establecer las condiciones de calidad para la vivienda, así: 42 m² será el estándar mínimo de la vivienda VIP y VIS. El 30 % del área habitable total de la vivienda será para cuartos de habitación.

En temas económicos, la Alcaldía dará las condiciones para ejecutar proyectos residenciales con renovación urbana, también dará la pauta para el desarrollo de estrategias de protección y producción artesanal, industrias creativas y culturales en los barrios de Bogotá. También se prevé una ciudad con perspectiva de género.

– Reorganización territorial: el POT propone la creación de 33 Unidades de Planeamiento Local (UPL). La idea es que estas unidades reemplacen a las 105 UPZ (Unidades de Planeamiento Zonal) y a las 20 localidades que existen actualmente. Las UPL recogerán las dos figuras y quedarán como organismos político-administrativos. Esa transformación se realizará en dos fases. En una primera fase, en los próximos seis años, se definirá cómo será el tránsito de UPZ a UPL y en una segunda fase, a partir de 2027 -en la próxima administración distrital-, de UPL a localidades.

Un punto importante es que luego de la expedición por decreto del POT, la Alcaldesa se comprometió a analizar y en su caso modificar vía decreto algunos puntos que han generado controversia como el área de las bodegas de reciclaje, la cancelación de la ALO norte y las normas

para la construcción de nuevas viviendas. Ante este panorama no se descarta que varios gremios demanden el decreto 555 de 2021 por el cual se promulgó el POT.

Gremios como Camacol, la Cámara Colombiana de Infraestructura (CCI), la Cámara de Comercio de Bogotá, Probogotá y Fenalco señalaron que se generaría “inseguridad jurídica”. Incluso, la Andi y el Ministerio de Vivienda abogaron por un POT concertado.

Cambios en el Pico y Placa

Bogotá inicia el 2022 con varios cambios. La principal novedad es que a partir del 11 de enero la capital vuelve a su modelo de Pico y Placa todo el día (lunes a viernes) desde las 6 de la mañana hasta las 9 de la noche.

La restricción operará los días pares para los vehículos con placas finalizadas en 0, 2, 4, 6 y 8, y en días impares para los vehículos cuyas placas finalicen en 1, 3, 5, 7 y 9. Aplica excepción por carro compartido (tres personas en el carro, contando el conductor) así como Pico y Placa Solidario que establece que se puede pagar para circular por día, mes o por semestre.

Las sanciones por el incumplimiento de la medida de Pico y Placa están estipuladas en el Código Nacional de Tránsito para la infracción C.14: “Transitar por sitios restringidos o en horas prohibidas por la autoridad competente. Además, el vehículo será inmovilizado”. La multa equivale en 2021 a $447.000, la cual será ajustada a valores de 2022.

Pico y Placa regional festivos (ingresos a Bogotá)

Habrá entrada libre a la capital hasta el mediodía. Entre las 12 pm y las 4 p.m. entrarán los vehículos que terminen en placa par y de 4 p.m. a 8 p.m. entrarán los vehículos con placas impares. Esta medida arranca el próximo lunes 10 de enero de 2022, cuando concluye el puente festivo de reyes.

Los siguientes son los nueve corredores en donde se aplicará el Pico y Placa regional los lunes festivos:

– Autopista norte: desde el peaje Andes hasta el portal norte, sentido norte – sur.

– Autopista sur: desde el límite municipal de Soacha hasta la avenida Boyacá, sentido sur – norte.

– Avenida Centenario (calle 13): desde el río Bogotá hasta la avenida Ciudad de Cali (avenida carrera 86), sentido occidente – oriente.

– Avenida calle 80: desde el puente de guadua hasta el portal 80, sentido occidente – oriente.

– Avenida carrera 7: desde la calle 245 hasta la calle 183, sentido norte – sur.

– Avenida Boyacá vía al Llano: desde el túnel Argelino Durán Quintero hasta la antigua vía al Llano, sentido sur – norte.

– Vía Suba Cota: desde el río Bogotá hasta la avenida calle 170, sentido norte – sur.

El Distrito informó que el Pico y Placa regional no aplicará cuando un feriado sea en un día entre semana distinto al lunes. Sin embargo, aclaró que “esta organización se hará cada vez que haya un alto flujo de vehículos”.