Blog | Impacto, desafíos y oportunidades del COVID-19 desde Kreab Beijing

Copy!

Autor: Alvin Quan |

27/03/2020

Impacto, desafíos y oportunidades del COVID-19 desde Kreab Beijing

 

Este año 2020 comenzó con un evento que altera la historia: el estallido de COVID-19. Con todos los continentes aparte de la Antártida, y no lo sabemos…, fuertemente afectados por la pandemia, la totalidad de la humanidad se acerca ya al medio millón de casos y una tasa de mortalidad cercana al 4%.

China fue la primera nación en enfrentarse al nuevo coronavirus. A partir de enero de 2020, el país más poblado del mundo ha visto cambios sustanciales y generalizados debido al impacto del virus. Compartir y reflexionar sobre la situación de China en los últimos dos meses en un mundo globalizado, es clave para aprender de los errores y aprovechar los avances posibles en todos los campos más allá de los sanitarios o económicos.

Como firma internacional de consultoría de comunicación con cincuenta años de historia y con una visión local profundamente arraigada en cada oficina, Kreab Beijing desea compartir nuestras observaciones y percepciones con un enfoque en los impactos, desafíos y oportunidades que enfrenta China actualmente y nuestras recomendaciones de comunicación para empresas y organizaciones que operan en China de cara a que sean exportables a todo el mundo.

El equipo de Kreab en China está trabajando en un completo informe que servirá de referencia a corporaciones, ONG y posiblemente agencias gubernamentales fuera de China para entender y aprovecharse de la anticipación de los diferentes escenarios que acontezcan durante las próximas es semanas. El informe destaca cuatro aspectos clave que adelantamos en tres grandes áreas:

Comprender la situación en China en su contexto político, cultural, económico y social

  • El número de casos de COVID-19 en China es de alrededor de 80,000 con casi ninguna nueva infección local reportada durante días.
  • La principal prioridad de China ahora es evitar los casos importados, reanudar la producción normalmente y mitigar el enorme impacto económico.
  • China ahora está ayudando a otros países afectados por COVID-19, ofreciendo su experiencia, equipos técnicos de ayuda y equipos médicos que se necesitan con urgencia.
  • La contención con éxito del brote no ha sido fácil. La respuesta de China al virus ha incluido una investigación a toda velocidad sobre el nuevo coronavirus; bloqueos de personas y mercancías a gran escala; distanciamiento social estricto, rastreo y aislamiento de contactos, construcción de instalaciones médicas designadas para detección, aislamiento y tratamiento, respectivamente; despliegue de equipos médicos en todo el país al epicentro de la pandemia. En otras palabras, el sistema político jerárquico de China ha promovido y promueve la eficiencia al empoderar al gobierno central en la implementación de medidas de contención agresivas pero muy efectivas.
  • En esta “Guerra Popular” como se dice en China, los ciudadanos también han demostrado su gran disciplina, tenacidad y colectivismo al obedecer estrictamente las normas de cuarentena, el uso de mascarillas, el evitar reuniones de cualquier tipo, etc.
  • Business: Las empresas de catering, las agencias de viajes, los hoteles, las aerolíneas, las entidades deportivas y el sector del ocio y del entretenimiento son sin duda los más afectados. Así, por ejemplo, en los primeros dos meses de 2020, el sector de catering (hostelería y restauración) de China registró ingresos por ventas de 53.500 millones de euros, cayendo un 43.1% año con año.
  • Los analistas del mercado creen que el crecimiento del PIB de China puede caer hasta un 2,6% en 2020.
  • En la región de Asia Pacífico, el paisaje geopolítico ya complicado de por sí, puede ver cambios sustanciales en las relaciones entre China y Estados Unidos y las relaciones de Hong Kong, Taiwán y China continental.
  • Los medios de comunicación del gobierno, dominando el panorama, tienden a ocupar los campos de batalla de la opinión pública. De esta manera China tiene un espacio limitado para ofrecer diferentes voces sobre temas relacionados con la pandemia.
  • Sin embargo, durante los últimos dos meses, los principales medios de comunicación impulsados ​​por los mercados, a saber, Caixin, Sanlian, los medios afiliados a Nanfang Media Group y China Business News, están incrementando informes sobre el brote desde perspectivas más críticas e integrales.

Cambio potencial y continuo en la estrategia de comunicación en China durante estas semanas

  • Las empresas en toda China desde el primer momento tomaron medidas para asegurar a todos sus stakeholders, internos y externos, que las interrupciones comerciales se minimizarán.
  • Las compañías que destacaron durante la crisis por una correcta gestión de la reputación de su marca son aquellas que contaban con planes de comunicación de crisis y aquellas que adaptaron rápidamente sus planes al escenario de crisis actual. Esta situación ha hecho que el estar preparado para una crisis es un valor enorme para las empresas y sus equipos.
  • Las empresas se han apresurado a lanzar donaciones y otros programas alineados con las políticas de ayuda del gobierno chino. La importancia de la sostenibilidad y la responsabilidad social como concepto solidario está siendo un elemento de gran reconocimiento social. No solo se considerará como un vehículo para mostrar el compromiso de las empresas con sus mercados locales o de cara a ganar visibilidad ante los responsables políticos o el regulador. El elemento solidario también se integrará en los planes de preparación de crisis y las estrategias de desarrollo empresarial del futuro.
  • La ansiedad pública y la paranoia se dispararon a medida que el número de casos confirmados aumentaba continuamente en China. Las personas no tenían más remedio que trabajar desde casa mientras se enfrentaban a preocupaciones sobre el futuro de su puesto de trabajo. La comunicación interna se ha convertido en una prioridad principal. Las empresas que establecen mecanismos de comunicación regulares, oportunos y sin interrupciones con sus equipos, han ganado una base firme para responder a esta crisis y estarán bien posicionadas para la recuperación y el crecimiento posteriores a la crisis.
  • Los rumores abundan durante la crisis. Las redes sociales proporcionan un terreno fértil para que los rumores se difundan como una “infodemia”, pero también es un elemento indispensable para proporcionar información sobre lo que sucede en las empresas. Las empresas necesitan planificar estrategias con más cautela en lo que se refiere a sus comunicaciones digitales en China. Se trata de evitar los riesgos sociales y geopolíticos asociados con la participación de millones de opinadores externos.

Planificar con anticipación para prepararse para el impacto en el largo plazo y aproveche las nuevas oportunidades

  • Desde que el gobierno reconoció oficialmente la gravedad de COVID-19 el 20 de enero, tanto las empresas nacionales como las internacionales han respondido rápida y proactivamente al brote y a las medidas de contención.
  • La mayoría de las empresas que han tomado las medidas apropiadas y oportunas durante estas semanas, contaban ya con un modelo de planificación de gestión de crisis, incluido la continuidad de las operaciones, el cómo relacionarse con las instituciones, el cómo movilizar mercancías y fondos para donar y, lo que es más importante, una estrategia de comunicación bien diseñada.
  • Externamente, las empresas estatales, las empresas privadas nacionales, las multinacionales e incluso las fundaciones extranjeras están ofreciendo apoyo financiero y donando suministros médicos a la zona más afectada y, más tarde, en todo el país.
  • Entre estas instituciones están los principales bancos estatales como ICBC, empresas nacionales como Midea, multinacionales como Samsung y fundaciones extranjeras como la Fundación Bill y Melinda Gates.
  • Además de las donaciones, las empresas de la denominadada “nueva economía”, incluidas las de comercio electrónico, logística, plataformas de delivery, las redes sociales, de teletrabajo y las plataformas de transmisión de video online han sido fundamentales para permitir que las personas se mantengan conectadas durante la etapa de cuarentena.
  • Este ha sido el caso de compañías que han logrado operar con sus productos normalmente. Así, por ejemplo, JD.com (comercio electrónico y logística), WeChat de Tencent (redes sociales y mensajería instantánea), Meituan (entrega de alimentos), Dingding de Alibaba (plataforma de trabajo remoto) y iQiyi de Baidu (video online) no solo han entretenido a las personas que viven en el miedo y la desesperación diarias, sino que también han hecho que el trabajo desde el hogar sea más eficiente que nunca.
  • Internamente, aparte de los sectores clave mencionados anteriormente, las empresas han seguido de cerca los requisitos del gobierno para la reanudación ordenada de la producción y el trabajo, al tiempo que los directivos están priorizando la seguridad de sus trabajadores en la vuelta a la normalidad.

Los aspectos cubiertos en este post, se desarrollarán en el Informe Kreab Report on COVID-19: Impact, Challenges and Opportunities que se presentará por Kreab Beijing próximamente.

Alvin Quan

Associate Director

Kreab Beijing