Noticias | El Gobierno trata de negociar una última prórroga del estado de alarma

01/06/2020

El Gobierno trata de negociar una última prórroga del estado de alarma

Update político

  • Luz verde a combatir la extrema pobreza. Las crisis, para serlo, han de desajustarlo todo. Tienen esa condición, o en verdad no lo son y, sobre todo, nunca lo serán. La del coronavirus, entre otras muchas cosas, se recordará por haber acelerado al aprobación del Ingreso Mínimo Vital: una suerte de renta básica que combatirá la pobreza más extrema en nuestro país, con el objetivo de llegar a 850.000 hogares vulnerables (a día de hoy, en torno a medio millón con una renta menor a los 310 euros mensuales). Las ayudas complementarán los ingresos hasta un máximo 462 euros al mes para quien vive solo y hasta los 1.015 euros por unidad habitacional. Se podrá solicitar desde el próximo 15 de junio.
  • ‘The last dance’. El Gobierno trata de negociar una última prórroga que le evite los imprevistos del último debate. El presidente Sánchez ya ha indicado públicamente que la nueva prórroga incluiría “importantes modificaciones” para que las autonomías dirijan ese último tramo de la desescalada, en una especie de estado de alarma a medida. Al mismo tiempo (o justo como consecuencia de ello), PNV y Ciudadanos ya se habrían mostrado favorables.
  • Sin materiales para la reconstrucción. El espíritu de la reconstrucción parece no encontrar cuerpo en el que materializarse. El nivel de crispación ha pasado de las calles al Congreso, o viceversa, con duras acusaciones entre Gobierno y oposición. Mientras, la ingente producción normativa para combatir los efectos de la pandemia se abre paso en sus tramitaciones parlamentarias, a pesar de su carácter circunstancial. En este sentido, el Gobierno ha deslizado que la modificación de las leyes post-estado de alarma se realizará a través de un Decreto-ley que aunará la “legislación de urgencia”. ¿Habrán llegado algunas de esas medidas para quedarse?

 

Financial corner

  • La Comisión presenta su plan de recuperación europeo. El ejecutivo comunitario presentó el miércoles su plan de recuperación para el continente, que incluye un presupuesto multianual europeo actualizado 2021-2027 y un instrumento de recuperación que ha sido conocido como Next Generation Europe. Entre ambos suman un total de 1.85 trillones de euros (1.1 trillones pertenecientes al presupuesto multianual y 750 mil millones pertenecientes al instrumento). La transición verde y, en menor medida, la transformación digital, se mantienen como ejes centrales de las prioridades presupuestarias en las que además se observa un impulso significativo a aquellas iniciativas incluidas bajo el paraguas del Pacto Verde Europeo. Otros temas incorporados mencionan la persecución de una economía social, un fuerte mercado común y el respeto al estado de derecho. A partir de aquí, se espera que el Consejo Europeo llegue a un acuerdo político sobre las propuestas en julio y el Parlamento Europeo lleve a cabo sus consultas durante el verano para que el nuevo presupuesto pueda ser aprobado antes de finalizar este año.
  • REACT-EU, la iniciativa que persigue la cohesión territorial europea. Elisa Fereira, Comisaria para la cohesión, enfatizó que esta iniciativa dentro del presupuesto multianual persigue la recuperación de la cohesión territorial dentro de la Unión, poniendo a disposición de los Estados Miembros 55.000 millones de euros a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD).
  • Nissan anuncia el cierre de su planta en Barcelona. Tras meses de rumores, la compañía japonesa ha anunciado finalmente su intención de cerrar la planta con la que cuentan en la capital catalana, lo que podría afectar a unos 15.000 empleos directos e indirectos. La Generalitat ha confirmado que no se está barajando la posibilidad de nacionalizar la fábrica para reorientar su producción a vehículos sostenibles, tal y como planteaban algunos sindicatos.